Provisión de estabilización y garantía estatal

Además de las Provisiones Técnicas y del Margen de Solvencia, la Ley prevé que el Consorcio constituya una Provisión de Estabilización. Es una provisión común cuando se cubren determinados tipos de riesgos, y habitual en la cobertura de catástrofes de muchos países. Tiene carácter acumulable (en algunos casos hasta determinados límites) y suele gozar de exención fiscal.

Por lo que a nuestro sistema respecta, se trata de una provisión sin topes de acumulación, que tiene el carácter de fiscalmente deducible hasta alcanzar un determinado límite establecido legalmente.

La constitución de este tipo de reservas para la cobertura de riesgos catastróficos es absolutamente necesaria cualquiera que sea el esquema que se siga, dado su marcado carácter cíclico y su falta de regularidad. En otras palabras, para eventos con períodos de retorno muy superiores a lo normal, la compensación propia del seguro sólo puede plantearse en espacios de tiempo mucho mayores al año, lo que obliga a la creación y acumulación de fondos suficientemente altos.

La garantía del Estado

Dadas las peculiares características de esta actividad, y el especialmente alto potencial de pérdidas, así como la propia naturaleza pública del Consorcio, es absolutamente necesario que éste cuente con la garantía del Estado. Sin embargo, la constitución y adecuada gestión financiera de sus recursos le han permitido hacer siempre frente a la siniestralidad sin haber necesitado hacer uso de dicha garantía en su más de medio siglo de existencia.